Síguenos en Facebook

6 Trucos de Magia con monedas para hacer con niños

6 Trucos de Magia con monedas para hacer con niños

¿Qué haríamos sin la magia? La ilusión de ver números inverosímiles, que rompen las leyes de la física, siempre sorprenden a propios y extraños, independientemente de si eres adulto o niño. Ahora bien, ¿con qué cara se queda un niño ante un juego de magia? Su cara de asombro es increíble.

Cuando los niños son muy pequeños les encanta que sus mamás y papás se escondan tras una mantita y jueguen con ellos diciéndoles ¡Ahora me ves, y ahora no me ves! Su risa es incontenible y con algo tan simple como esto, ¡la magia ya está ocurriendo para ellos!

Ahora bien, cuando empiezan a ser un poco más mayores, con 7 u 8 años, no sólo se asombran y se sorprenden con la magia, también empiezan a plantearse qué ha sucedido realmente delante de sus ojos.“¿Cómo ha logrado hacer eso? ¡Yo también quiero hacerlo!

Es una edad maravillosa donde siguen manteniendo cierta inocencia, pero también adquieren cierta conciencia de lo que ocurre a su alrededor y los mecanismos que se accionan para ello. Precisamente, la magia es una de las disciplinas artísticas que más les encanta, se pasman ante un buen truco, pero ya no se conforman con eso, también empiezan a buscarle una explicación racional.

Tanto es así que se trata de un rango de edad en el que resulta muy común que comiencen a plantearse hacer sus propios trucos de magia para dejar boquiabiertos a familiares y amigos. En Cirque Magique nos encanta esta ilusión, y por ello en nuestra tienda podéis encontrar una selección de juegos y libros de magia infantil especializada para los más pequeños de la casa se conviertan en los grandes magos que sueñan ser.

Por ejemplo, este fantástico kit de magia de Ridley’s Magic, con hasta 15 trucos de magia. También encontraréis libros para iniciarse en el mundo de magia y poder fabricar sus propios trucos, como Mi Gran Show de Magia o Mi Gran Libro de Magia con Cartas.

Y si ahora mismo te está gustando la idea, y te apetece probar a pasar una tarde realmente mágica en familia, a continuación te vamos a mostrar diferentes juegos que cualquier niño puede aprender, y con un elemento en concreto que todos tenemos muy a mano: una moneda.

La moneda ha sido la gran protagonista en infinidad de números de magia en manos de los magos más famosos de la historia. Son pequeñas, fáciles de esconder y de manipular ante los ojos del público, ¡perfectas para realizar un buen juego de magia infantil!

¡¡Bienvenidos a la numismagia!!

Trucos de pequeños magos con monedas

A continuación, os vamos a mostrar 6 trucos de magia distintos para hacer con una moneda y algún que otro complemento muy fácil de conseguir. Juegos sencillos que practicar con nuestros hijos o sobrinos para sorprender  a toda la familia. ¡Vamos a ello!

1. Hacer desaparecer una moneda en tu mano

El truco de magia que os presentamos a continuación es todo un clásico, un juego de manos imprescindible en cualquier repertorio. ¿Te imaginas mostrarle a un familiar o amigo una moneda en tu mano y, mediante un sencillo movimiento, hacerla desaparecer ante sus mismísimos ojos? ¡Te enseñamos cómo hacerlo!

Para eso, simplemente necesitamos una moneda. El tamaño de la misma dependerá de la edad de nuestro mago. Si todavía es pequeño y no tiene las manos muy grandes, es aconsejable que comience a practicar con una moneda de dimensiones más reducidas. ¡Vamos a ver el número paso a paso!

Paso 1

Te proponemos que te inventes un original nombre de mago y  te presentes ante tu público con una teatral reverencia; a continuación te inventas una historia que funcione con el número, por ejemplo, puedes decir que tienes unos extraordinarios súperpoderes que adquiriste en el lejano oriente con los que consigues hacer desaparecer pequeños objetos o, por ejemplo, que tienes una increíble fuerza que hace que incluso llegues a desintegrar los metales si te concentras muchísimo.

Paso 2

Sujeta la moneda elegida con los dedos índice, corazón y pulgar, y muéstrala para que se vea que es real, que no es una moneda trucada, ni nada por el estilo. Elige la mano con la que te sientas más cómodo para realizar el juego, ya que es la que utilizarás en el final del número para mostrar que ya no está ahí, ¡cuando en realidad la tendrás escondida!

Paso 3

Con una mano abierta y la otra sujetando la moneda, lo que haremos será simular que depositamos la moneda en el centro de la palma contraria, para lo cual, mientras apoyamos la moneda en la mano receptora, cerramos ligeramente ambas manos justo en el mismo instante en que tocamos con la moneda la palma contraria, ¡y ojo, porque es aquí donde radica el truco! Para darle más tensión al número, puedes realizar un par de intentos fallidos donde se siga viendo la moneda en la palma contraria, ¡que parezca que algo está fallando!

Paso 4

Éste es el paso clave, puesto que, en vez de depositar la moneda, tras varios intentos fallidos intencionados, esta vez, al cerrar la mano portadora, esconderás hábilmente la moneda entre los dedos corazón, anular y meñique, y la palma de la mano, mientras extiendes el dedo índice que quedará señalando la mano contraria que también habrás cerrado, haciendo creer al público que la moneda se encuentra en su interior. Exagera el gesto de señalar tanto como quieras, ya que es la maniobra de distracción que hará efectivo el truco.

Paso 5

Tras esconder la moneda en la mano con la que estás señalando, dirás unas palabras mágicas, soplarás sobre el puño que supuestamente contiene la moneda, lo abrirás y mostrarás la palma vacía al sorprendido público, aprovechando ese momento en el que la atención de los espectadores está concentrada en la mano vacía para dejar caer el brazo contrario y deslizar la moneda sutilmente en el bolsillo de tu chaqueta o pantalón, ¡practícalo mucho y les dejarás boquiabiertos!

2. El cambio de moneda

Éste es un truco muy sencillo que pueden hacer niños de casi cualquier edad. ¿Te imaginas hacer pensar a todo el mundo que tienes una moneda en un bolsillo y, por arte de magia, está en tu otra mano? ¡Eso es lo que vamos a hacer!

Para ello, necesitamos tres monedas: dos de pequeño tamaño y una de un tamaño mayor. Por ejemplo, dos monedas de 10 céntimos y una de 50 céntimos.

Paso 1

Colocamos sobre la palma de la mano, al comienzo de nuestros dedos, una de las dos monedas pequeñas, sobre ella dejaremos la grande, y encima de la grande la otra moneda pequeña. Esta preparación del juego es muy importante ya que a la vista del público parecerá que sólo tenemos dos monedas en la palma de mano.

Podemos presentar al público primero la mano con la moneda grande (ocultando ya una de las pequeñas debajo) y luego colocar encima la otra moneda pequeña a la vista de todos para que el efecto resulte más creíble.

Paso 2

Como el público no sabe exactamente de qué va el número de magia, podemos aprovechar para parecer un poco torpes en nuestros movimientos, haciendo nuestro número más cómico y ganando algo de ventaja, ya que todos pensarán que no nos va a salir bien y relajarán su atención. Nosotros, mientras tanto, cogeremos la moneda pequeña que hemos depositado sobre la grande, y mostrándola para hacer parecer que el truco está en ella y en que nos la hemos llevado, la guardaremos en el bolsillo y mostraremos nuestra mano completamente vacía.

Paso 3

Ahora cerramos ambas manos para darle más misterio a nuestro número, y preguntaremos a nuestro público: ¿dónde está la moneda pequeña? Alguien te dirá que está en el bolsillo porque te ha visto dejarla ahí. Otros, puede que piensen que hay “algo más” y que al introducir la mano en el bolsillo, con un hábil movimiento has aprovechado para esconder la moneda dentro del puño.

Paso 4

Entonces comenzamos a agitar ambos puños arriba y abajo. Poco a poco vamos aflojando la presión de los dedos, hasta que comience a escucharse el sonido de las monedas chocando entre sí.  La sorpresa llega en ese momento ya que nadie pensaba que las dos monedas estuviesen en la misma mano, y cuando abres los dos puños y se encuentran con una mano vacía y las dos monedas juntas en la otra mano, y todo esto ante sus propios ojos, ¡no podrán creer lo que acaban de ver!

3. Desaparecer la moneda en un vaso

Otro truco de magia que podemos hacer con la moneda como protagonista es hacerla desaparecer dentro de un vaso de cristal. Imagínate que muestras sobre una mesa un vaso de cristal y una moneda, tapamos el vaso con un pañuelo y lo ponemos sobre la moneda. Al destaparlo, ¡la moneda ya no está!

Este truco es recomendable para niños muy pequeños, puesto que no requiere muchísima práctica ni demasiada coordinación de manos, sino que hay que hacer simplemente un poco de manualidades. ¡Ahora os lo explicamos!

Paso 1

Antes de estar ante tu público, estudia dónde vas a realizar tu número. ¿Cómo es la mesa? Si es toda de color blanco, mucho mejor. ¿Por qué? Porque el truco está en tapar la abertura del vaso con un trozo de cartulina que sea exactamente del mismo color que la superficie de la mesa.

Paso 2

Todavía estamos en fase de construcción de nuestro vaso mágico. Recortamos la cartulina igual que el contorno del vaso de cristal y con unos trocitos de celo la pegamos en la abertura del vaso, cerciorándonos de que el celo no llega a apreciarse con facilidad.

Paso 3

¡Ahora sí que empieza el truco ante el público! Disponemos sobre la mesa el vaso de cristal colocado bocabajo y una moneda al lado. Para darle más juego, puedes coger la moneda y dejársela a tu público para que la toque y que no está trucada. Eso sí, ¡no dejes que toquen el vaso o te descubrirán!

Paso 4

Entonces colocamos un pañuelo sobre el vaso. Levantamos el vaso completamente tapado por el pañuelo y lo colocamos encima de la moneda, dando la impresión de que ésta se ha quedado en el interior del vaso.

Paso 5

Hacemos como que sacamos nuestros polvos mágicos del bolsillo y los espolvoreamos sobre el pañuelo, decimos unas palabras mágicas, chasqueamos los dedos, y…¡Levantamos el pañuelo y la moneda ya no está ahí! También puedes hacer un sorprendente final más elaborado para este truco, y esconder previamente una segunda moneda idéntica en algún lugar cercano a la mesa, y simular que adivinas con tus poderes mentales el sitio exacto al que la moneda se ha teletrasportado.

Evidentemente, la cartulina tapa la moneda, dando la sensación de que ha desaparecido. Este truco puede resultar muy fácil, así que está pensado para que lo hagan niños de todas las edades, ¡y además podréis hacer manualidades en familia!

4. Sacar una moneda de la oreja

Otro juego clásico de la magia con monedas es el de sacar una moneda de la oreja. Un truco fácil, que necesita de un simple juego de manos, para poder sorprender a un amigo o familiar en cualquier momento. ¡Aquí te lo mostramos paso a paso!

Paso 1

Coloca una moneda entre tus dedos pulgar e índice, justo a continuación de la articulación que une ambos dedos, con el gesto conocido como “pinzaje a la italiana”. De esta manera, cuando enseñes al público la palma abierta, la moneda quedará oculta en el envés de la mano sin que dé esa sensación al mirar la palma.

Paso 2

¡Mira, mira! ¡Tienes una moneda aquí! Es una de las maneras con las que puedes comenzar el juego, señalándole la oreja a tu amigo con la mano con la que no tienes la moneda.

Paso 3

A continuación levantas ambas manos mostrándole tus palmas vacías, y le acercas a la oreja la mano con la moneda oculta con el “pinzaje a la italiana”. Cuando esté a la altura de la misma, lejos de su mirada, rápidamente cierras un poco el puño y separas el dedo pulgar, dejando caer la moneda en el interior de la mano.

Paso 4

¡Tachán! Abres la mano y le muestras la moneda. ¡Lo que él no sabe es que ha estado en todo momento ahí!

5. Meter la moneda en una botella

Ahora, os vamos a hablar de otro truco en el que nos va a tocar hacer de todo un poco. Tenemos que prepararlo previamente, hacer una buena escenificación y, cómo no, coordinar de forma excelente nuestros movimientos.

Para poder hacerlo de manera segura, tendrás que contar con la ayuda de un adulto. Necesitarás una botella de plástico, con su tape, y dos monedas.

Paso 1

Preparamos la parte clave de nuestro número, haciendo con un utensilio cortante una pequeña raja horizontal en la parte de la etiqueta de la botella de plástico. El corte justo para que quepa la moneda. ¡Pero ojo! Esto lo debe de hacer un adulto, ¡nunca un niño pequeño! Una vez hecho el corte, dejamos una moneda incrustada hasta la mitad en la abertura.

Paso 2

Hay que hacer especial hincapié en la presentación, comenzando con la botella con un poco de agua. Una forma amena de comenzar el número es echando un trago a la misma. Eso sí, acuérdate de beber con la ranura hacia arriba para que no se derrame el agua, y tapando cuidadosamente entre dos dedos la moneda, o si no, ¡te quedarás empapado y sin truco!

Paso 3

Ahora, habiendo captado la atención del público, le darás golpecitos con un dedo o con tu varita mágica la base de la botella de plástico, ¡que se vea que es sólida! Al lado de la mesa, tendremos la otra moneda. Podemos también golpear la moneda contra la botella, dando la impresión de que es imposible traspasar la botella, ya que si lo hiciéramos, ¡estaríamos desafiando las leyes de la física! Entonces, cerramos la botella con el tape para que no exista ninguna opción de introducir la moneda.

Paso 4

Cogemos la moneda de la mesa y la mostramos al público. Contamos hasta tres y golpeamos la mano contra la botella. En ese mismo gesto deberemos esconder la moneda en el interior del puño, levantando rápidamente la botella para que la vean todos, y disimuladamente, dejarla caer el otro brazo para deslizar la moneda en el interior del bolsillo de tu chaqueta o pantalón.

Paso 5

En el mismo momento en el hayas golpeado la botella con la mano que portaba la moneda, debes apretar con los dedos de la otra mano sobre la moneda incrustada en la botella, dejándola caer dentro, y… ¡Tachán! A la vista de todos, ¡la moneda habrá traspasado el plástico y aparecerá en el interior por arte de magia!

6. Hacer desaparecer la moneda en un pañuelo

Por último, os vamos a enseñar un truco muy sencillo y fácil de realizar, ¡pero espectacular! Ponte en situación, muestras una moneda y un pañuelo, metes la moneda dentro del pañuelo y lo pliegas. Dices unas palabras mágicas, desenvuelves el pañuelo y, por arte de magia, la moneda ya no estará. ¿No os parece un truco genial?

Para ello, necesitamos un pañuelo, la moneda, y “una pequeña ayuda”, un pequeño trozo de cinta de doble cara. ¿Preparados para conocer este vistoso truco? ¡Comencemos!

Paso 1

Antes de estar frente a nuestro público, preparamos el material. Cortamos un trozo de cinta de doble cara y la pegamos en una de las esquinas del pañuelo. Hay que tener mucho cuidado al realizar el truco, puesto que la cinta no debe de perder adherencia. Para eso, no la tocaremos con el dedo en ningún momento.

Paso 2

Ahora toca presentar el truco: Les vamos a decir a nuestro público que presenciarán cómo vamos a hacer desaparecer una moneda en un pañuelo. Mostramos con una mano la moneda y, con la otra, el pañuelo totalmente desplegado. Lo cogeremos por la esquina donde está situada la cinta adhesiva, colocando nuestros dedos justo un poco por debajo de la misma.

Paso 3

Colocaremos el pañuelo sobre la palma extendida hacia arriba de la otra mano, y después dejaremos la moneda en el centro del pañuelo. ¡Ahora toca cerrarlo! Para ello, colocamos primero la esquina con la cinta adhesiva sobre la moneda para que se pegue, presionamos ligeramente para asegurarnos que se quede adherida.

Paso 4

Luego, queda plegar las otras tres esquinas del paño. Al terminar de doblarlas, le puedes pedir a alguien del público que toque el pañuelo para que compruebe que ahí sigue la moneda.

Paso 5

Le damos la vuelta al pañuelo y lo cogemos con un pellizco en su parte central. Contamos hasta tres y al separar las manos y desplegarlo, todo el mundo esperaría que se cayera la moneda, pero no, ¡ha desaparecido! ¡Tachán!

Consejos para hacer trucos de magia e ilusionismo con monedas

Ahora que hemos visto diferentes trucos de magia, os vamos a dar una serie de consejos para mejorar vuestras habilidades de mago. La práctica es esencial para avanzar en cualquier disciplina que nos planteemos aprender, y la magia no es una excepción.

Para ello, se recomienda siempre ensayar primero frente a alguien conocido que nos ayude a mejorar nuestras técnicas, discursos, movimientos, disimulos y distracciones.

Destreza, coordinación y habilidad

La mayoría de los trucos de magia con monedas dependen de tener una buena destreza con las manos, a través de la cual creamos la ilusión óptica. En el caso de estos trucos, dominar todos los movimientos de los dedos con la moneda es una parte fundamental.

Habla con soltura y ganar expresividad

Practicar también la expresión nos ayudará a mejorar nuestros números, tanto en la manera de presentar los números, como a la hora de gesticular o expresarse. De esta forma, podemos manejar y dirigir la atención del público hacia otro punto distinto del que estemos haciendo “el truco real”.

Sé creativo

Independientemente del número que vayáis a realizar, la creatividad es fundamental. Inventaos una historia que dé sentido al número de magia y haga volar la imaginación de vuestro público, ¡hacedlo como si fueseis los protagonistas de vuestra propia obra de teatro!

Con todos estos consejos y los juegos de numismagia que acabamos de aprender, seguro que podréis iniciar vuestra carrera para convertiros en unos excelentes mago, ¡ya lo veréis!

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url with http://)
* Comment:
Type Code